Diferencia entre esmalte semipermanete y uñas de gel

¿Cuándo elegir un tratamiento semipermanente? La diferencia a la hora de elegir entre un esmalte semipermanente o una reconstrucción con gel radica en la calidad de la uña a tratar. Si se trata de una uña sana, fuerte y bonita y la necesidad es tener las uñas de color sin tener que preocuparse de cambiar el esmalte con demasiada frecuencia: entonces el esmalte semipermanente es perfecto.

De hecho, si la uña natural no tiene defectos estructurales ni formas que corregir y su longitud es uniforme, aplicar un tratamiento semipermanente es ideal. Cuando hay que intervenir para alargar, reconstruir las esquinas que faltan o las uñas onicofágicas, habrá que optar necesariamente por otro tipo de tratamientos que ilustraré en los próximos artículos.

Otra diferencia entre el esmalte semipermanente y el gel es la voluntad de la clienta de utilizar un tratamiento que puede retirar si es necesario incluso por sí misma sin recurrir a la intervención del profesional. El gel necesita un tratamiento más largo y técnico para su retirada y no todo el mundo está dispuesto a esperar. El semipermanente es el tipo de producto indicado para quienes buscan más durabilidad que el color del clásico esmalte tradicional, pero no quieren pasar a un tratamiento más exigente como las uñas de gel.

¿Cuáles son las características ideales de un buen esmalte semipermanente?

  • La aplicación: debe ser fácil de aplicar y cubrir, con una textura suave y aterciopelada. En el caso de los colores más oscuros, siempre se recomienda la aplicación en dos capas finas para garantizar una polimerización óptima.
  • La cobertura: un buen empapado es opaco y no deja halos o líneas más claras en la aplicación.
  • El brillo de los colores: los pigmentos de excelente calidad y el procesamiento con sistemas de alta tecnología, garantizan el brillo, la estabilidad y la durabilidad del color.

Entre las características ideales de un buen esmalte semipermanente está también la fijación. La duración de un producto semipermanente puede variar en función de numerosos factores más o menos fisiológicos como: el rebrote natural, el tipo de trabajo del cliente, el contacto prolongado con el agua, los posibles choques.

En general, el tiempo entre un tratamiento y otro es de unos 20 días.

¿Qué es el esmalte de uñas semipermanente?

Es, por tanto, un esmalte de gel soak off, que se viste como un esmalte tradicional, pero que dura mucho más tiempo. Fantástico, ¿verdad? Tiene la particularidad de que se polimeriza en una lámpara uv\led en 30-60 segundos y dura semanas. La gran característica de este producto es, en primer lugar, la rapidez y facilidad de aplicación en comparación con el gel, con un sistema de retirada fácil, seguro y rápido para tus uñas. No está mal, ¿verdad? Si tienes alguna duda o quieres entender cuál es el tratamiento perfecto para tus uñas, no dudes en escribirme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir