Uñas acrilicas

Entonces te ha llegado la hora de usar uñas acrilicas. Para toda mujer, sus uñas son su carta de presentación; queremos sentirnos bien y tener un buen aspecto, son la definición del glamour en el mundo de la belleza para una primera impresión. Las uñas acrílicas nos ofrecen una amplia variedad de opciones en cuanto a diseños, formas y longitudes. Los acrílicos son la única forma de hacer que tus uñas duren semanas sin que se astille o se rompa.

TABLA DE CONTENIDOS

    ¿Qué son las uñas acrilicas?

    Las uñas acrilicas son pequeñas extensiones de uñas que se usan para realzar la forma, el tamaño de tus uñas reales, usadas mayormente como accesorios de moda y belleza. Conocidas además como iñas artificiales, uñas postizas, extensiones de uñas, etc. Muchos diseños de en la actualidad imitan perfectamente la apariencia de unas uñas verdaderas y reales, tanto que se hace imposible posible distinguirlas como acrilicas.

    Las uñas acrílicas se ven muy bien cuando se va a una fiesta o a una cena de gala. Sin embargo, a veces quitarlas puede convertirse en una molestia. Muchas personas prefieren dirigirse a un salón de belleza en busca de ayuda profesional para la eliminación de las uñas acrílicas.

    ¿De qué están hechas las uñas acrilicas?

    Están hechas a partir de la mezcla de un líquido como el metacrilato de etilo y un polvo de polimetileno que el especialista de uñas aplica con un pincel. Una vez terminada, la mezcla se endurece y se hace más fuerte ante la exposición al aire. Son perfectas para las personas que quieren el aspecto de unas uñas largas y contorneadas, aunque debemos decir también que retrazan el crecimiento de las uñas propias naturales. Hoy en día existen variados tipos de polvos acrílicos en el mercado. Valentino, Glam and Glits, Glitterbels, con una gran variedad de colores, shimmer, mood effect y glow acrylic solo por nombrar algunos de ellos. Se pueden utilizar solos o mezclados entre sí para crear diferentes looks de uñas.

    ¿Cómo se aplican las uñas acrílicas?

    Después de elegir la forma, la longitud y el color de las uñas que ustes gusta, el especialista debe empezar limpiando, remojando y limando sus uñas naturales. Si has pedido que se añadan longitudes a tus uñas, añadirán puntas artificiales o las esculpirán en el formulario. A continuación, los técnicos de uñas aplicarán un adhesivo antes de pegar las uñas acrílicas a todos tus lechos ungueales. Luego se lijan y dan forma a las uñas acrílicas. Por último, añaden cualquier esmalte, accesorio o arte de uñas adicional a pedido del cliente.

    Para que las uñas acrílicas (un tipo de uña artificial) se adhieran, hay que limar la superficie de las uñas naturales hasta que se sientan ásperas. Esto hace que las uñas naturales se adelgacen y se debiliten. Las sustancias químicas de los productos utilizados para aplicar las uñas artificiales a veces pueden irritar la piel que rodea las uñas y otras partes del cuerpo.

    La lista de riesgos para la salud no termina aquí. Para quitar las uñas artificiales, a menudo hay que sumergirlas en acetona o limarlas. Si quieres llevar uñas postizas durante más de unas semanas, tendrás que retocarlas cada 2 ó 3 semanas para rellenar los huecos que aparecen al crecer las uñas. Los retoques frecuentes pueden dañar gravemente las uñas naturales.

    ¿Cuánto duran las uñas acrílicas?

    Las uñas acrílicas bien cuidadas pueden durar mucho tiempo, hasta seis semanas. Sin embargo, la duración depende del crecimiento medio de tus uñas naturales, así como de la calidad del esmalte y la aplicación.

    Para que tus uñas duren lo máximo posible, mantén tus manos hidratadas. Tratar las uñas con delicadeza y usar guantes durante las tareas domésticas, como la limpieza de los platos, también ayudará a que las uñas duren más. Evite utilizar las uñas acrílicas para abrir las pestañas de las bebidas y mantenga las manos fuera del agua durante los baños largos.

    Uñas acrilicas

    Cómo eliminar las uñas acrílicas en casa

    Usaremos agua caliente: Este es el método más fácil y seguro para eliminar las uñas acrílicas en casa. Todo lo que necesitas es un cortaúñas, un palito de naranjo, un recipiente y agua caliente.

    Corta las uñas lo más corto posible. Utiliza el palito de naranja para arrancar los bordes del acrílico de la uña y haz una entrada a lo largo de los bordes donde las cutículas se unen a las uñas. Sumerge los dedos en el agua más caliente que puedas soportar durante unos 30 minutos. El agua se enfriará con el tiempo, así que mantén la temperatura añadiendo más agua caliente. Comprueba si las uñas acrílicas caseras parecen desprenderse; si no es así, remójalas durante más tiempo. Retira las uñas acrílicas con cuidado.

    Eliminación de las uñas acrílicas en casa

    Con acetona: Empieza cortando las uñas acrílicas lo más corto posible. Utiliza un pulidor de uñas para hacer más áspera la superficie del esmalte, ya que así la acetona se absorberá más rápidamente. Asegúrate de utilizar una lima gruesa como la de 100, no un esmeril. Vierte acetona al 100% en un bol y sumerge las uñas en ella durante unos cinco minutos. Utiliza un empujador de cutículas para empujar el esmalte acrílico de las uñas; muévete hacia abajo desde las cutículas.

    Vuelve a sumergir las uñas durante cinco minutos en la acetona y utiliza el empujador para quitar el esmalte. Repite la operación hasta eliminar todo el esmalte acrílico. Los pequeños trozos de acrílico pueden eliminarse con un pulidor de uñas. Una vez limpias, masajea las uñas y las cutículas con aceite para cutículas o aceite de oliva para hidratarlas. Utiliza el lado suave de un pulidor de uñas para pulirlas y termina con otra capa de aceite.

    Eliminación de uñas acrílicas

    Alternativamente, vierte acetona en una bolsa de plástico de forma que se acumule en una esquina. Llena lo suficiente para cubrir todas las uñas. Deja que tus uñas acrílicas en casa se empapen durante unos 20 minutos y luego retíralas suavemente con un empujador de cutículas. Retira los trozos pequeños y termina con aceite para cutículas.

    También puedes colocar un algodón empapado en acetona sobre las uñas y cubrir cada una de las puntas de los dedos con papel de aluminio. Déjalo actuar durante 20 minutos y luego retira el esmalte con cuidado.

    Importante: La acetona es muy volátil, así que utilízala siempre en una zona bien ventilada para evitar que se irrite tu sistema respiratorio.

    Uñas acrilicas

    Diferencia entre uñas de gel y uñas acrílicas

    Las uñas acrílicas y de gel son la solución perfecta para conseguir unas uñas sin astillas y recién pulidas que duran semanas y semanas. En la entrada del blog de hoy, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre las uñas de gel y acrílicas y cómo se diferencian los dos tipos de tratamientos de esmaltado de uñas.

    Las uñas de gel son un tipo de uñas acrílicas, tienen una apariencia más brillante que las uñas acrílicas que tienden a ser más resistentes. La manicura de uñas acrílicas suele dirigirse a quienes quieren optar por un aspecto más creativo y dramático realzando sus uñas con uñas artificiales.

    Las uñas acrílicas se hacen con un polvo que se sumerge en disolvente y que se utiliza para alargar la uña y proporcionar una capa superior más fuerte sobre las uñas naturales.

    Uñas acrílicas

    La aplicación de las uñas acrílicas consiste en limar la uña natural para crear una superficie rugosa sobre la que colocar el pegamento. Una vez completado este paso, el polvo acrílico y el líquido se combinan para crear una mezcla para crear un molde para pegar en sus uñas.

    A continuación, se da forma al molde de la uña artificial y se pule para que las uñas parezcan más largas y tengan la longitud y la forma que usted desee.

    Los acrílicos vienen en forma de un polvo llamado polímero y en forma líquida que se conoce como monómero. Se guardan en dos recipientes separados y cuando se mezclan se convierte en acrílico y tiene el aspecto de una perla. El tipo de acrílico que contienen las uñas acrílicas se llama metacrilato.

    El hecho interesante y la diferencia más notable cuando se trata de uñas acrílicas es que se curan mientras se aplican en la uña. Las uñas acrílicas se curan al entrar en contacto con el aire, por lo que hay que aplicarlas rápidamente, ya que las uñas de gel se curan bajo una luz ultravioleta. Además, las uñas de gel son autosuficientes y no necesitan mezclarse con polvos de polímero.

    El proceso de retirada de las uñas acrílicas consiste en sumergirlas en acetona durante 20 minutos.

    Uñas en gel

    Las uñas de gel se introdujeron en el mercado de la belleza en los años 80 como geles tradicionales, que eran geles duros. Con el paso del tiempo, se introdujeron nuevas variaciones que eran fórmulas debilitadas de los geles duros conocidas como geles blandos y esmaltes de gel.

    Los geles duros son para quienes buscan alargar la longitud de sus uñas o mantener sus uñas largas y naturales. No se pueden remojar y tienen un acabado no poroso (lo que significa que la acetona y otros disolventes no entran en ellos, lo que hace que duren más que los esmaltes normales).

    Durante la aplicación, los geles duros utilizan un aglutinante que hay que poner (por ejemplo, un enlace proteico) y una capa base que se aplica antes del gel duro. A continuación, un constructor que construye la uña artificial y, por último, se aplica un top coat transparente para dar un acabado brillante al final. El proceso de curado consiste en colocar las uñas pulidas bajo una lámpara UV durante unos minutos. El proceso de retirada requiere limar el gel duro, ya que no se puede remojar.

    Los geles blandos y los esmaltes de gel tienen una consistencia mucho más líquida que los geles duros. Son ideales si se quiere dar fuerza a las uñas más débiles y de menor longitud. Se consideran un producto muy popular en el mercado actual y hay algunos esmaltes de gel en el mercado que incluyen una base, un color y una capa superior en uno. Sin embargo, tienden a ser difíciles de remover durante su retirada y no tienes la opción de colocar una capa de base protectora sobre la uña natural antes de la aplicación. Muchos de ellos también suelen ser híbridos, es decir, son una mezcla de esmalte de gel y esmalte normal, lo que significa que son susceptibles de secarse si se dejan abiertos y expuestos al aire.

    Uno de estos híbridos es una marca popular en el mercado que se conoce como Shellac. Se trata de un esmalte semipermanente que es un tipo de manicura muy popular que ofrecen muchos salones de uñas. Las manicuras Shellac son en las que se pinta Shellac en las uñas naturales después de realizar un trabajo de cutícula en seco y dar forma a la uña limpiamente.

    Subir